Aquí estoy de nuevo, de vuelta de la inactividad en internet debido al exceso de actividad en campo. Los preparativos del viaje a Estonia, la estancia allí, el regreso y la organización de lo que queda de año no me han dejado tiempo para ponerme al teclado. El viaje a Estonia es “la estrella” en cuanto a la oferta de trabajo que puedo hacer a los amantes del perro de muestra y como tal me supone una inversión en tiempo y esfuerzo que me deja poco margen para otras actividades.

Este año ha sido atípico por aquellas latitudes, quizá el año más duro de los que llevo yendo. Primero por la difícil climatología que hemos tenido, creo ha llovido 25 días de los 30, otros dos nevó ligeramente y el sol solo hizo acto de presencia 3-4 días. Agotado estaba de tanto cambio de ropa, de hacer lo imposible para tener seco el calzado al día siguiente, de evitar humedad en los alojamientos de los perros, etc. En segundo lugar por la vegetación, una primavera lluviosa seguida de un verano húmedo y de un otoño excepcionalmente lluvioso y templado, hicieron que aquello se convirtiera en una selva. En tercer lugar por las becadas, en menor densidad que en años anteriores y sin tantos movimientos migratorios, que se contaron con cuentagotas seguramente debido a que según estaba el campo no tuvieron necesidad de moverse de sus cuarteles de cría, de modo que nos enfrentábamos casi a diario con becadas sedentarias de la zona que se las sabían todas. Y por último por los propios perros, con una elevada proporción de jóvenes absolutamente inexpertos, casi sin haber pisado el monte, y que me obligó a un esfuerzo extra para ponerlos a tono.

En el aspecto humano sigue siendo un placer recibir la hospitalidad de Elle Malle y su familia, compartir las jornadas de anillamiento diario con Jaanus, reforzados unos días con algunos colegas del CCB como Miguel, Rubén o Zarbo,  y pasar una semana de compadreo con los colegas italianos del Club Della Becaccia, capitaneados por Saverio, bien secundado por Claudio y compañía.

¡El año que viene volveremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *