Después de los años que llevo preparándome y ejerciendo de forma amateur, lo primero que he aprendido es que hay que hacer un trabajo de calidad individualizado con cada perro, invirtiendo tiempo y esfuerzo en cada uno de ellos para sacar lo mejor que llevan dentro, ya sea para una modificación de su conducta, para corregir fallos, para reforzar sus aptitudes cinegéticas, etc, etc. Por eso mismo para cada actividad tengo un cupo de perros que puedes consultar en la siguiente tabla.

Para algunas de ellas la demanda es alta, si estás interesado ponte en contacto conmigo para reservar plaza.